Historia de la Música Electrónica (III Parte). Techno Detroit…

 

Historia_Música_ElectrónicaComo expresamos en la primera parte  Historia de la Música Electrónica (Parte I) los inicios de este movimiento  tienen infinidad de ramificaciones, gracias a bohemios personajes cuya curiosidad y tesón los impulsaron a la experimentación y la excelencia. El Techno es la evolución lógica de las primeras incursiones artísticas de los pioneros de la ciencia sonora. El inagotable mar de influencias imposibilita remarcar una sola entre tan variado espectro sonoro.

 Es la diversidad el factor clave para entender una música con tal número de aportaciones y, que se remonta, en última instancia, a finales del SXIX. Imaginemos a esos científicos, amantes de los números, del ensayo y del error, explorando terrenos con la finalidad de encontrar algo que trascienda sus vidas y logre unificar a la Humanidad. Tras visionar las frías imágenes que nos evoca tal situación, rodeados de batas blancas y maquinaria, resulta sorprendente cruzarnos en el camino con piezas musicales tan nobles y cálidas como esta…

 Donna Summer condensa, en una sola obra, la sencillez rítmica que contenta a la intrincada mente humana. Por este motivo la Música Electrónica puede resultar un velo en una primera (y profana) aproximación; la erudición de algunos sectores musicales demanda un artificio y complejidad que, aparentemente, no posee la sencilla arquitectura del Techno. En la práctica, no hay nada más amigable para nuestro cerebro que la recreación de una efectiva melodía pegadiza y simple.

La música Disco fue una completa revolución. Empapándose principalmente del Rhythm And Blues , el Funk, el Soul e incluso el Góspel, consiguió aglutinar los sentimientos de toda una generación de amantes de la noche. Personajes como Giorgio Moroder convirtieron las agradables canciones Disco en auténticos hitos de la melodía, el ritmo y el artificio sintético. No se me ocurre algo tan Techno cuando aún no estaba plenamente establecido.

Este hombre, sin duda, impulsó sobremanera las plantillas de lo que ahora danzamos desde Asia hasta Europa; todo un gurú de la experimentación, autodidacta del Vocoder, arquitecto de la ensoñación.

Kraftwerk apenas requiere presentación alguna. Quedarán para la Historia como auspiciadores de la Cultura Electrónica. En 1970 ya experimentaban con sonidos vanguardistas…

Años más tarde, en 1981, se acercaban a un tipo de sonido más conectado a la pista de baile.

 

Tangerine Dream    fue un grupo alemán abanderado del sonido instrumental, sintético y cósmico.

Aquí os presento uno de mis mejores recuerdos musicales de cuando era niño. Lo escuchaba en la radio y evocaba en mí sensaciones especiales. Un hito de los 80.

Grauzone, un grupo proveniente de la escena Punk, sacó en 1981 su éxito “Eisbaer”

¿Qué decir de “Europe”? Sin lugar a dudas, el motivo por el que, desde bien pequeño, desarrollé “conciencia electrónica”.

Algunos grupos de los 80, con sus sentimentales letras, marcaron una particular impronta que los posicionaba en un terreno artístico sin igual. Muestra de lo anteriormente citado es el grupo Bronski Beat”

 

“Classic Nouveaux” fue un grupo de “New wave” que actuó como un catalizador más de esta apasionante aventura rítmica.

“Cabaret Voltaire”

¿Te suenan de algo estos sonidos de sinte?

Depeche Mode

Poco que decir sobre esta increíble formación musical, encargada de portar el mensaje a millones de personas…

 

Visage

Esta banda fue estandarte de un subgénero del “New wave” denominado “New romantic”, explosionando con esta fantástica canción.

Compuesta por Bernard Sumner, esta pieza de New Order se convirtió en gran fuente inspiración.

Los niños del parque” es otra obra magna de la Cultura de los 80.

Figura cumbre de los 80. Con esta canción, Michael Jackson se erigió como líder indiscutible del ritmo. Puro arte.

Un hombre importante para la difusión de la Música Techno fue Charles Johnson, más conocido como Electrifying Mojo. Este auténtico rebelde de las ondas de radio setenteras en los Estados Unidos, impulsor de grupos de los 80 tan vitales como Depeche ModeKraftwerkYellow Magic OrchestraNew Order o artistas como Gary Numan, influyó poderosamente en Juan AtkinsKevin Saunderson y Derrick May, gracias al programa nocturno de la radio detroitiana WPUP-U FM “Midnight Funk Association” (1978).

Él fue uno de los causantes de que el virus Techno se propagase. Le debemos un profundo respeto por la valentía de mostrar unos sonidos verdaderamente Underground.

 “Sharivari” está considerado como el primer tema Techno, aunque es un título demasiado elevado para ser atribuído a un solo vinilo. De todas maneras, su temprana aparición (1981) lo posiciona en un terreno propicio para tal condición.

Afrika Bambaataa inició, con su himno “Planet Rock”, el movimiento Electro

La sinergia fue la nota fundamental en esta Historia, ya que Afrika Bambaataa también bebió de las fuentes alemanas para artificiar, mediante el mítico Arthur Baker, esta genial pieza.

Juan Atkins impulsa Cybotron en 1981, catapultando el electro en formato de ciencia ficción.

Juan Atkins publica en 1984 música bajo el nombre de Cybotron, dando como resultado el legendario “Techno City”. Poco después sería entrevistado para la revista inglesa “The Face”, en donde se le pregunta cuál es el la definición musical del grupo, a lo que Atkins contesta: «Call it techno» (‘llamemosle techno’). Así nace, de manera oficial, la denominación Techno.

En 1985 toma el nombre de Model 500 y funda su propio sello independiente: “Metroplex”. Prácticamente a la par, Derrick May crea “Transmat” y Kevin Saunderson “KMS”.

Primera referencia del inolvidable sello “KMS”, propiedad del “elevator” Kevin Saunderson.

El “Kaiser” Sven Vath, bajo el pseudónimo de “OFF”, iniciando su viaje musical.

1987 es una fecha importante para el desarrollo del “Techno”. Derrick May compone “Strings of Life”, que será uno de sus himnos: “Strings of Life”.

En ese mismo año, un joven Jeff Mills estrena su programa de hip-hop en la emisora de radio “WJBL“, llegando a mezclar hasta 50 discos en una hora. Sería conocido como “The Wizard“, siendo un modelo a seguir para varias generaciones de disc-jockeys.

A finales de los años 80, en el epicentro de Detroit, tres estudiantes del barrio burgués de “Belleville” se conocen e intercambian ideas hasta el punto de artificiar, gracias a las extensas influencias que recibieron, una forma de hacer música con unas estructuras muy concretas, bautizándola como “Techno“. La percepción y vivencias subjetivas de estos tres adolescentes en los suburbios detroitianos contribuyen a conformar este peculiar estilo musical, siendo una amalgama de sonidos Funk, Disco, Blues o Góspel, entre otros. La magia surge y con ella aparecen paulatinamente sonidos y melodías que inician toda una revolución en el mundo a través de máquinas analógicas. Si bien sería arriesgado catapultarlos como “creadores” del Techno, el mundo suele quedarse con pequeños rasgos y, de cara a la posteridad, quedarán en el inconsciente colectivo como “padrinos” de algo que no tiene dueño, algo que es consecuencia de siglos de experimentación.

Según se cuenta, el hermano mayor de Derrick May grabó por error a Kraftwerk en la cinta de Juan Atkins, convirtiéndose así en uno de los fallos más laureados de los últimos treinta años.

En palabras del propio Derrick, describiendo el ambiente en el cual crecieron: “Aquí todo el mundo tiene un familiar que trabaja en la industria. Se trata de una influencia directa, a veces muy fría, desprovista de emoción. La máquina no experimenta ni amor ni sentimientos. A veces, los que manejan esas máquinas carecen ellos mismos de sentimientos, pues trabajan durante horas absorbidos por algo de lo que no reciben ninguna compensación. Se ha llegado a hacer esta música inconscientemente, pues todo es inconsciente: un pensamiento inconsciente, una emoción inconsciente. Tomamos el concepto de máquina, no necesariamente el sintetizador, sino el sonido del sintetizador, y creamos nuestros propios sonidos; todos ellos nos llegaban inconscientemente del universo de la industria, de la mecánica, de las máquinas, de la electrónica.
¿Por qué? Porque llega de Detroit. Allí es donde viven nuestras familias y amigos. Allí es donde trabajan y componen. Ése es el entorno que nos ha creado. Y, nosotros, por nuestra parte, social e inconscientemente, hemos creado esa música”. Creando esa música hemos creado nuestro entorno”.

Otra de las frases célebres de Derrick May para definir el complejo concepto de “Techno” fue: “ La imagen de Detroit es un absoluto error. Es como si George Clinton y Kraftwerk coincidieran en un ascensor”.

Otra poderosa anécdota la relata Juan Atkins del siguiente modo: “La Roland 909 acaba de ponerse a la venta cuando compuse “No Ufo´s”, pero, en este título, particularmente, mezclé dos cajas de ritmos juntas, lo que constituía una gran novedad. Es cierto que las cajas de ritmos programables de Roland tuvieron una importancia enorme en el desarrollo del sonido del House… Le daban un sonido extraño, algo esponjoso, casi húmedo… No habría existido el house sin ellas. A este respecto, puedo contar una anécdota muy original. Alrededor de 1984 y 1985, Kevin Saunderson, Derrick May y yo mismo hicimos una breve actuación escénica en Detroit. Derrick necesitaba pasta para pagar el alquiler y quería vender su caja de ritmos a Jeff Mills, que estaba en otra banda de Djs y músicos en Detroit, -rivales nuestros de alguna forma-. Y le dije: no, no le vendas nada, sobre todo no le vendas la caja de ritmos porque, si no, sonará como nosotros y ese sonido se escuchará en sus mezclas en los clubs”.

Todo lo que nos hace distintos, desaparecerá. Le propuse ir antes a Chicago a venderla, y así lo hizo. Creo que se la vendió a Frankie Knuckles… Y esa cajita de ritmos 909 creó todo el House Music…”

Mientras tanto, el norteamericano Frankie Bones hacía cosas como esta:

En 1990 aparece, según mi visión, uno de los primeros trabajos Techno, al menos con ese toque rítmico especial, esa combinación de factores sonoros que resulta familiar a toda una generación que creció en los 80.

Despegue internacional de Joey Beltram en el prestigioso sello belga “R & S”. Sonido ácido por excelencia.

Orbital fue una pieza importante del engranaje electrónico británico.

The Prodigy es un polifacético y excéntrico grupo londinense que combina espectaculares efectos visuales con un sonido brutal y característico.

Incansable al mando de los tres platos, Carl Cox es ya una leyenda del Techno.

Richie Hawtin y John Acquaviva, artistas fundamentales en la transmisión del Techno, experimentan con notable éxito la magia de las máquinas ante un público totalmente entregado.

Final Exposure (Joey Beltram, Mundo Muzique y Richie Hawtin)

Ron Trent, con tan sólo quince años, compuso una de las joyas más impactantes de todos los tiempos.

Carl Craig siempre fue un mago del Techno mental y melódico.

Underground Resistance (UR) mantiene pura y descontaminada la atmósfera Techno.

El tristemente desaparecido NICO, nos dejó un gran legado de Techno Acid.

Jeff Mills realiza, en 1993, uno de sus trabajos más notables en clave Techno.

Frecuentando el mítico club “The Hacienda”, Laurent Garnier se fue consolidando como un peso pesado del Techno mundial.

El “reverendo” Robert Hood desarrolla su discurso musical minimalista.

 

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s